Acabas de comprar tu cámara, estás listo para empezar a usarla. De pronto lees las especificaciones y te das cuenta que tu cámara tiene un crop factor de 1.6x. Muy bien. ¿Pero qué es el crop factor? ¿Y qué le hace a tu imagen?

El crop factor  es un ajuste en la imagen que pasa cuando usas cámaras con sensores más chicos que el sensor de 35mm, o “Full Frame”.

Por lo general pasa en los sensores “APS-C” que usualmente vienen en los modelos semiprofesionales de cámaras.

El efecto realmente no se nota hasta que comparamos los dos sensores: ahí ya puedes ver la misma foto pero “recortada”.

¿Por qué es importante saber sobre el crop factor?

Porque literalmente corta el campo de visión. Imagina que estás en un espacio reducido y con un lente 20mm: tener un sensor con “crop factor” va a limitar las tomas que puedes hacer.  Es importante saber con qué medidas estás tratando para poder adaptarlas al trabajo que estás haciendo.

Entonces, ¿qué cámara es mejor?, ¿cuál debo de comprar?

Lo primero que tienes que saber antes de comprar cualquier equipo es que es el fotógrafo quien crea la imagen, no la cámara. Entonces no te sientas presionado por estar ahorrando para una cámara “full frame” o “medio formato” sólo por que sientes que es  “mejor”.

Concéntrate en mejorar tu técnica usando cualquier cámara que tengas al alcance, incluso la de tu celular. En la actualidad, hacemos trabajos para  todo tipo de formato y la que mejor se adapte a lo que tú haces es con la que te debes de quedar, con o sin crop factor.

Pero recuerda que lo más importante no es la cámara: al final, lo mejor es saber contar una buena historia a través de las imágenes.